suscribir
Ventajas y desventajas de la empresa familiar
Por Ernesto Niethardt (Socio Director de Niethardt & Asociados Consultora de Empresas Familiares)

La empresa familiar se caracteriza por estar conformada por los sistemas de la empresa y la familia. Esto es una fuente de ventajas competitivas a nivel empresarial, pero también de numerosas dificultades y conflictos derivados de la complejidad emergente de la superposición de sistemas con una marcada diferenciación de funciones, reglas, roles y contextos.
Se dice que las empresas familiares gozan de ciertas ventajas competitivas sobre las empresas no familiares. Según la teoría de los recursos y capacidades, parte de estas ventajas competitivas de las empresas familiares tendrían su origen tanto en el control familiar de la propiedad, como en su particular organización interna, que generan toda una serie de activos intangibles, únicos y difícilmente imitables (no apropiables) por otras empresas,  que se han ido acumulando a lo largo del tiempo.

Entre las ventajas se pueden señalar:

  • Una cultura propia mejor definida, que es compartida por la empresa y la familia y que se pone de manifiesto en fuertes sentimientos de unión, identificación, sacrificio y compromiso.
  • La pasión de la familia por la misión de la empresa y su continuidad.
  • Una mayor orientación al largo plazo, que se manifiesta en una facilidad para reinvertir los beneficios, lo que contribuye a generar una mayor capacidad de crecimiento.
  • Cuentan con una dirección más independiente y por ello tienen mayor autonomía y rapidez en la toma de decisiones y en la ejecución de las mismas. Esta capacidad de decisión más rápida se debe a que están menos burocratizadas por disponer de más canales de comunicación. Su dirección, al ser propietaria, tiende a estar mejor motivada, aunque no siempre bien formada.
  • Tienen buenas y duraderas relaciones con el personal, proveedores y clientes.

Entre sus desventajas se han mencionado:

  • Una mayor tendencia a la autofinanciación y un menor acceso a las fuentes de financiamiento;  algunas veces debido a su tamaño, aunque generalmente debido a su poca disposición y capacidad de generar información de la empresa.
  • Los conflictos de intereses entre las necesidades e intereses de la familia y la empresa.
  • Los conflictos familiares que inciden en la empresa.
  • La falta de sucesores competentes y calificados.
  • La dificultad de atraer y mantener buenos directivos no familiares.
  • Una mayor rigidez a los cambios, que se puede manifestar a la hora de introducir nuevas tecnologías, sistemas organizativos, planificación de la sucesión, etc.

De estas características se deduce la necesidad y conveniencia de intentar dotar a la empresa familiar de mecanismos y estructuras que ayuden a estabilizar y formalizar las relaciones entre los sistemas de la familia y la empresa, para facilitar su supervivencia en el tiempo.

Esta Newsletter es de distribución gratuita, orientada al mejoramiento de gestión de las empresas familiares.
Por cualquier inquietud comunicarse con Tuempresafamiliar.com

Powered by NewsMaker 4.0 – Desarrollado por Power Site